Blogia
Solo hay algo tan doloroso como un grito, el silencio...

De puntillas...

De puntillas...

De puntillas te cuelas en mi vida, silencioso, tímido, con tu envidia veraniega y tu leve anhelo de invierno, de puntillas vuelves con tus recuerdos, breves, traicioneros, de otros tiempos y otros lares, queriendo fingir que cualquier tiempo pasado no fue mejor.

Triste llegas a mi, con la pereza que da el frío mañanero, las hojas caídas, pálidas, que en otro tiempo verdes se erguían, altaneras en las copas de los árboles. Leve, moribundo, con tus dudas, el no saber que hacer...

De puntillas pero raudo me abates y me abrazas como a un niño cuando miro al cielo y no sé que pensar, atardeceres tempranos que en tu fin se alargarán, amanaceres de instituto, días cortos, que no dan para mucho más.

Besos traicioneros de un corazón melancólico que ve en este nuevo otoño una nueva oportunidad de vivir...

Porque llegas de puntillas, casi sin avisar, mi querido otoño...

La foto pertenece a www.rinconesdeasturias.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres