Blogia
Solo hay algo tan doloroso como un grito, el silencio...

El último truhán...

Decía la elegía a Ramón Sijé "en Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha muerto como del rayo Ramón Sijé a quien tanto quería", pues algo así me ha pasado, sólo que en Porcuna, su pueblo y el mío, se ha llevado la muerte, como del rayo, a ese último truhán, que tan bien me caía. Seguro, que ahora está en "el tablao que montó frascuelo" como decía Serrat en su canción/poema animando con Currillo el palmo el sarao, porque su alegría, su fuerza y su generosidad, ya no estará más en las tabernas de esta tierra.

Que te lo pases bien en la otra vida, querido Emilio.

 

Actualizacion 1/11/2007: Sus cenizas fueron esparcidas en el arroyo Salao donde el solía ir de caza... 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres